Comenzaron las gestiones ante el Banco Mundial para financiar proyectos estratégicos en materia de gestión y tratamiento de residuos.

Se aprobó un conjunto de proyectos por un total de $25 millones de pesos, que incluyeron: contenedores metálicos, contenedores plásticos para la separación en origen, centros de recepción de residuos para ordenar la actividad del sector informal, mejoras ambientales en la planta de transferencia y dos plantas de recuperación de residuos.