Rosario se lanzó como pionera en la modificación de su esquema de higiene urbana. Se incorporaron los contenedores plásticos de 1 m³, logrando un total de 3900 unidades  distribuidas en las zonas de mayor densidad poblacional.

Este plan fue actualizado en 2004 y 2008.